Reseña de EL DÍA QUE DEJÓ DE NEVAR EN ALASKA

Esta es la primera novela que leo de Alice Kellen y me ha enamorado. La protagonista no es artificial, podría ser tu amiga, tu hermana o tú misma. Sus problemas son tan reales que es difícil no cogerle cariño. El protagonista masculino nos enamora y nos destroza al mismo tiempo. Ojalá hubiera podido meterle en una burbuja de cristal para que no le pasara nada; aunque, bueno, en ese caso, no tendríamos historia…

Aunque si hay algún personaje secundario al que le tenga especial cariño es John. Sería genial contar con alguien como él, que te recibiera y te enseñara cómo funciona la vida.

La novela cuenta la historia de una chica con graves problemas alimenticios y una pesada carga que prefiere no compartir con nadie; un chico solitario con un pasado tan feliz como oscuro; y una pareja que se forma a pesar de las reticencias de uno y otro. En definitiva: si buscáis amor, secretos y momentos dulces junto a un husky llamado Caos, no os podéis perder esta preciosidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 1 =