Reseña de EL PACTO DE LOS JENTILES

El franquismo se había consolidado como la nueva realidad del país, y en el norte, donde antes se creía en la antigua religión y se hablaba un idioma tan viejo como la tierra, se impuso la nueva religión y en algunos entornos, se prohibió hablar en otro idioma que no fuera el oficial. Pero todo lo que tiene nombre existe, y por mucho que las verdades se oculten tras puertas, la curiosidad y los poderes antiguos pueden crear un cambio, dar lugar a seres perdidos y unir a extraños compañeros.

Noelia es una niña curiosa, obsesionada con una antigua casa propiedad de una de las familias más influyentes de la zona, siempre sigue hacía adelante con la ayuda de un regalo sencillo pero que guía su vida; una antigua edición de Alicia en el país de las maravillas.

José Antonio es el hijo de una de las familias más influyentes de la zona, obligado a cumplir las normas, siempre quiere más, su ambición domina su vida, aunque Noelia, la otra cara de su moneda, puede ser la piedra que derrumbe su reino o el trampolín que le lleve al lugar para el que nació.

Esta es la primera vez que leo a Xandra Bilbao y, sinceramente, he quedado más que satisfecha. He encontrado una historia completamente diferente a lo que he leído hasta ahora, no solo porque sus personajes están llenos de luces y sombras, sino porque ha utilizado la mitología vasca y me ha sumergido por completo en ella. Durante toda la novela, he sentido que yo misma estaba en el País Vasco, escuchando a todo el mundo hablar en euskera y rodeada de ese carácter tan especial y singular que tienen los habitantes de Euskal Herria.  

Además, Xandra ha utilizado dos componentes históricos que añaden intensidad a la trama: la dictadura de Franco y los años inmediatamente posteriores al franquismo. Se refleja a la perfección cómo la época de represión influyó incluso en los nombres de los personajes; después, muchas personas recobraron sus nombres vascos originales.

Pero esta historia se diferencia también de todas las que he leído por los giros dramáticos, por el aire celta que se respira en cada página, por cómo los personajes consiguen que los odies o los ames ―mi pobre Urko, lo que sufre―. La protagonista, Noelia, pasa por una serie de fases en las que no sabes si meterla en una burbuja para que no le pase nada o dejarla en primera línea del campo de batalla. En cuanto a la trama de su familia, solo puedo aplaudir por el ingenio y la escritura de Xandra.

No quiero comentar ningún detalle en concreto para no hacer spoiler, solo os animo a que le deis una oportunidad a una historia que no os dejará indiferentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 7 =