Reseña MEMORIAS DEL PASADO

«Una terca joven del siglo XXI y un duro guerrero druida se verán arrastrados por un viaje en el tiempo hasta las tierras Altas de Escocia del siglo XVI.

Cailean MacLeod es un duro y apuesto druida guerrero original de las tierras Altas de Escocia del siglo XVII, el cual ha sido escogido para llevar la importante misión de velar por la seguridad de la joven española Lena Lagos, del siglo XXI.

Tras los acontecimientos en los que Lena ha de viajar a Escocia por motivos laborales se verá arrastrada desde su moderno siglo en el que acababa de conseguir el trabajo de sus sueños, junto al atractivo e irritante Cailean hasta las mágicas y salvajes Highlands del siglo XVII, para ayudarlo a encontrar la legendaria Arpa de Dagda.

La relación entre ambos comenzará con cierta tensión y a pesar de sus desavenencias y las ganas que tienen por perderse de vista y seguir con sus respectivas vidas por separado, ambos se encaminaran en un viaje plagado de peligros y magia que los hará replantearse muchas cosas.

A veces el destino es caprichoso y el azar puede jugar poco cuando el camino de dos almas ha sido trazado ya».

Esta historia, que realmente se merece 4’5/5 estrellas, ha conseguido que me reconcilie con el romance histórico ambientado en Escocia y me ha hecho vivir una aventura de amor, pasión, misterio y mucha magia.

Hablemos primero de la trama. Nos encontramos con la historia de Lena, que resulta ser descendiente del dios celta Dagda. Él entregó mucho tiempo atrás un arpa para que los humanos pudieran cambiar de estación, pero este arpa ha desaparecido y quien lo encuentre podría desatar el caos. Así que Caliean, el mejor druida de la Escocia del siglo XVI, va en su busca hasta el siglo XXI. La historia es, cuanto menos, original, no solo por el componente mágico, sino también por la forma que tiene de presentar la cultura celta. Solo puedo poner una pequeña objeción y es que el inicio de la historia se me antoja un pelín apresurado.

Respecto a los personajes, Lena es una mujer fuerte, independiente, capaz de adaptarse al cambio de siglo cuando se ve arrastrada por Cailean. Es la representación de una mujer actual, no una dama en apuros. Incluso en los peores momentos, lucha por sobrevivir y se enfrenta con uñas y dientes a la idea de que Cailean, como hombre y druida guerrero, tenga más poder de decisión sobre su vida que ella misma.

Cailean, por su parte, pasa por varias fases. Se ve obligado a adaptarse al siglo XXI para conocer a Lena, pero luego resurge su personalidad del pasado cuando regresa a su tiempo. Aun así, esta irá cambiando a medida que transcurra la historia porque, si había algo con lo que él no contaba, era con un tipo de magia mucho más pura y elemental: el amor.

Los personajes secundarios son maravillosos y cada uno está muy bien definido, incluidos los villanos.

En definitiva, creo que esta novela es una buena forma de adentrarse o reencontrarse con la fantasía romántica histórica. La pluma de la autora es ágil, ligera y sin florituras que te distraigan de la lectura. La portada es preciosa y hace justicia a la historia.

Os la recomiendo sin lugar a dudas, porque es difícil olvidarse de ella.

Enlace de compra: Memorias del pasado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =