Reseña REFLEJOS DE MI ALMA

«Es sencillo huir, difícil afrontar e imposible olvidar.

Y Virgina confrontará todas ellas.

Para una joven ilusionada por su primer amor, entrega cuerpo, alma y corazón a un chico que le jura ser todo lo que ella necesita, pero al final resulta ser todo lo que la encarcela. Virginia huye de esa relación llena de celos, obsesión y sufrimientos, con la única esperanza de recuperar lo que un día apartó y rechazó.

Perdió a su familia, amigos y vida. No obstante, no ha perdido la esperanza. La nueva oportunidad que le da la vida tiene un valor que a Virginia le costará pagar. Porque los comienzos no son simples, ni planos, sino altas montañas. Y tiene que aprender de nuevo cosas naturales para una chica como ella, con dos únicos aliados que conocen su pasado y presente: su mellizo y una nueva amiga que la arrastrará a situaciones divertidas que la haránrecordar que su espíritu al igual que su cuerpo son jóvenes.

Y sus preocupaciones no terminarán al retomar una rutinaria vida, ya que confiar y prestar de nuevo sus ilusiones para que otros mimen y cuiden será lo de menos cuando sus mayores temores le pisan los talones, recordándole en cada momento que depositó en ella una huella a fuego.

Una que la dificultará en su camino hacia la felicidad y a sanar su corazón para poder enamorarse de nuevo de algún chico que solo desee verla feliz».

Alys se merecía por fin una oportunidad para demostrar la clase de escritora que es. Se ha estrenado por todo lo alto con una obra que mezcla romance, drama y comedia a partes iguales. Una historia que enamora desde la primera línea y que engancha al lector como solo ella sabe hacerlo.

¿Por qué digo todo esto?

Hablemos, en primer lugar, de la trama. Virginia, la protagonista, huye de un pasado muy oscuro y turbio. Acaba de recuperar a su familia, por así decirlo, y su intención es empezar de cero en un campus completamente nuevo. En el proceso, y gracias a su hermano Fede, consigue un nuevo grupo de amigos que la respaldarán y la apoyarán durante toda la novela. Sin embargo, las cosas no son tan fáciles, no solo porque el pasado se niega a quedarse atrás, sino también porque aparecen Saúl y Sirhan, dos chicos muy distintos el uno del otro pero que supondrán para Virginia el cambio que necesitaba.

Tenemos ante nosotros la historia de una chica que ha sido maltratada, física y psicológicamente. Alys nos presenta a una víctima que ha conseguido salir del lugar donde se había metido y que busca redimirse por el daño que le ha hecho a su familia. Es una chica sencilla, que contrasta bruscamente con su nueva amiga: Indhira —mi personaje favorito—. No me puedo olvidar de Kavi, el cotilla del grupo; ni de Octavia, una chica aparentemente fría y distante con la que no he sido capaz de conectar. Además, tenemos a Fede, el hermano de Virginia, así como a Sirhan, novio de Octavia, compañero de equipo de Fede y una persona un tanto reservada. No nos podemos olvidar de Saúl, agradable, amable y atento. Ni tampoco —aunque me gustaría— de Rubén, el chico que le complica la vida a Virginia.

No quiero daros muchas pistas más sobre los personajes. Me gustaría que los conocierais vosotros/as mismos/as. Esta novela es un auténtico viaje, una montaña rusa de emociones. Lloras, ríes, maldices en voz alta y suspiras si poder evitarlo. La pluma de Alys es ligera, adictiva, y te adentra en cada escena con esa manera tan particular que tiene de describir. Este libro es pura poesía, con lecciones de vida escondidas aquí y allá.

No importa si os gusta o no el romance. La obra habla de todo tipo de amor, de desamor, de segundas oportunidades y de quererse a uno/a mismo/a por encima de todo. Leed esta historia porque, después de hacerlo, ya no seréis la misma persona.

Enlace de compra: Reflejos de mi alma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =