Reseña BAJO EL CIELO DE BERLÍN

«¿Cómo puede volar un ángel cuando tiene las alas rotas? 
Berlín, año 2015. El inspector Jamal Birkan se enfrenta al caso que cambiará su vida. Durante la investigación de unos asesinatos a ciudadanos turcos en la capital alemana, conoce por casualidad a Nina, una bella enfermera de rasgos angelicales por la que se siente poderosamente atraído. Sin embargo, la joven está relacionada con el caso, y Jamal deberá luchar con todas sus fuerzas contra esa atracción prohibida. ¿Serán capaces Nina y Jamal de mantener las distancias o se lanzarán al abismo sin mirar atrás?
Un thriller romántico con sabor a Turquía de la autora ganadora del Premio Chic».

Se me antoja indescriptible el cúmulo de emociones y sensaciones que Carmen despierta en mí cada vez que leo algo suyo. Tenía muchísimas ganas de adentrarme en Bajo el cielo de Berlín, estaba segura de que me apasionaría, pero ha ocurrido como con las mejores cosas: ha superado mis expectativas.

Bajo el cielo de Berlín es un thriller romántico que mezcla las culturas alemana y turca de forma sublime. A lo largo de la novela, conoceremos al inspector Jamal Birkan y a la enfermera Nina Hass. De alguna forma, sus caminos se entrecruzan cuando Jamal descubre que uno de los hombres a los que investiga por delitos de odio y terrorismo es, ni más ni menos, que el esposo de Nina. Una historia llena de suspense, amor, pasión contenida a duras penas, y constantes detalles que nos transportan al Berlín más moderno y a la Turquía más tradicional.

Como he comentado, nuestro protagonistas son Jamal y Nina. Jamal es un hombre serio, de ascendencia turca, que ha tenido que ganarse a pulso su puesto como jefe del departamento de investigación en la BKA. Con treinta y seis años, no espera de su vida nada más que luchar contra el crimen e intentar dormir ocho horas por las noches. Tampoco busca enamorarse, puesto que duda que ninguna mujer le soporte durante mucho tiempo debido a su trabajo. Por su parte, Nina es todo dulzura y melancolía, una mujer que vive atada a unas cadenas invisibles, impuestas por su marido. Se ha rendido, no quiere luchar contra ellas porque conoce las consecuencias… hasta que Jamal aparece en su vida. Cuando ambos están juntos, Nina saca a la guerrera que lleva dentro y nos da una lección de supervivencia y resiliencia.

Los personajes secundarios son Enke, Orhan y Kerem. Enke es la mejor amiga de Nina en Berlín —la única, de hecho—; Kerem es el hermano de Jamal y Orhan, el padre de ambos. Enke es explosiva y tiene un gran sentido del humor; me he divertido mucho con sus intervenciones. Kerem es el aceite y Jamal, el agua. No pueden ser más distintos. Siempre está metido en líos, pero en realidad no es más que un chico que aún no ha superado la muerte de su madre. En cuanto a Orhan, es la figura más entrañable de toda la historia, la que nos conecta de forma directa con la cultura turca.

Mención especial al marido de Nina, un tipo al que habría cogido por los pelos y le habría tirado a un pozo sin fondo.

Ejem.

La pluma de Carmen es adictiva. Es una novela larga, pero se hace muy corta. No puedes parar de leer, menos aún cuando introduce términos en alemán y en turco, que no hacen sino introducirte aún más en la historia. Tiene un talento natural para describir las situaciones y transmitirnos las emociones de los personajes con una delicadeza asombrosa. El personaje que más me ha llegado al corazón ha sido Nina por todo lo que ha pasado y por cómo, poco a poco, va saliendo de la crisálida y se convierte en una mariposa.

Quien diga que un thriller no puede ser romántico es que no ha leído a Carmen.

Enlace de compra: Bajo el cielo de Berlín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + nueve =