Las Crónicas de Vikeni 3: Legado.

“Las Crónicas de Vikeni: Legado” es la tercera parte de esta saga. Una continuación abrumadora con unas batallas alucinantes y unas pruebas que superar por los protagonistas cada vez más complicadas y peligrosas. Una montaña rusa de emociones.

PROTAGONISTAS

Creo que Ealira ha sido el personaje que más ha evolucionado en esta tercera parte. Me gusta muchísimo cómo se enfrenta a los problemas que van surgiendo y la valentía que muestra, aunque las cosas vayan cuesta abajo, siempre viendo el vaso medio lleno. Es un personaje al que se le coge mucho cariño porque puedes empatizar con ella, con sus inseguridades y sus emociones.

Kei ha madurado mucho. Si en las primeras dos entregas se negaba a ser una persona violenta y renegaba de sus poderes, aquí los ha aceptado y los ha utilizado con valentía. Sin embargo, y aunque es comprensible, ha habido algunos momentos en los que su actitud hacia Ealira no ha sido la correcta. Entiendo que sufra por verla con Nassir y que Ealira tampoco haya sabido muy bien cómo gestionar sus sentimientos hacia los dos, pero lejos de esa actitud un tanto adolescente por no ser correspondido Kei finalmente acepta que siempre querrá a Ealira por encima de todo y que no puede enfadarse con ella. Su actitud cambia para bien.

Nassir… ¿Qué puedo decir de él? Lo adoro mucho. Es un personaje tan bollito de pan recién hecho que… amas con él, sufres con él y disfrutas con él. Es un chico con una bondad tan grande que enamora. Sigue siendo un personaje de diez con esa moral justa y su amor hacia Ealira.

Ia y Emeri demuestran en esta tercera entrega el amor que sienten la una por la otra. Me ha gustado mucho cómo luchan juntas y cómo entrelazan sus poderes para vencer a los enemigos.

Lia me tiene con sentimientos encontrados. Por un lado, me fascina la valentía y la apariencia guerrera que desprende con sus decisiones y su lucha. Sin embargo, me choca cómo se enfrenta al enemigo aun estando embarazada y sabiendo que es un peligro para su bebé. No obstante, es uno de los personajes que más me gustan.

COSAS BUENÍSIMAS

Las declaraciones de Kei a Ealira en algunos momentos de la historia me han dejado con el corazón calentito, aunque no sea correspondido.

Ia y Emeri tienen más protagonismo en esta tercera parte y nos muestran un amor intenso y profundo; un amor que va más allá de cualquier frontera o raza. Me han dejado muy blandita.

Cuando Kei usa su magia para volar más rápido sobre Karr. MENUDO MOMENTAZO DE PELÍCULA.

¿Y cuando aparecen los dragones de Tierra? O sea, me encanta muchísimo. Además, Lorena lo describe de una forma tan visual que parece que lo estás viendo a través de una ventanita.

La escena en la que Kei le cuenta a Ealira la noche con Lia… puedo sentir la pena de Ealira a través de las páginas.

La batalla por la ciudad de Arcya…. ¡Uuuuf! ¡Madre del amor hermoso! Y en ¿Berilium? Lorena ha descrito las batallas con tanta intensidad que el sufrimiento que transmite es TREMENDO.

El momento del baile de Nassir y Ealira en Aquaia… ¡¡¡VIVAAAAAAAAAAAAAA EL AMORRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR!!!

COSAS ESPECIALES

En esta entrega el ritmo ha sido frenético. Sin embargo, Lorena no ha perdido ese don tan bonito y especial para transmitir las emociones de los protagonistas y poder empatizar con ellos. Y, aunque creo que en esta tercera parte la historia es más densa y ocurren muchas más cosas a la vez y es un no parar de acción, huidas, traiciones y también encuentros, no se ha perdido el trasfondo tan importante como el conocerse a sí mismo y la revelación de unos poderes cada vez más extraordinarios.

Aquaia es uno de los lugares más bonitos que Lorena ha creado. Me parece algo maravilloso. El worldbuilding es IMPRESIONANTE.

He disfrutado muchísimo con la manera en la que Lorena ha ido intercalando los diferentes frentes y puntos de vista de cada uno de los personajes, haciendo que la historia no se centrara en un solo grupo de ellos y dándole el protagonismo justo a cada personaje y escena.

Las pruebas de aire y de agua para conseguir las reliquias han sido con lo que más he disfrutado. Me ha sabido super a poco. El MOMENTO DEL GLACIAL Y EL LABERINTO DE HIELO… ¡QUÉ CLAUSTROFÓBICO! Aun así, me ha gustado muchísimo.

Y, POR ÚLTIMO,

Volver a agradecer a Lorena por escribir ésta pedazo de historia. La frase final me dejó con unas ansias incontrolables de ir hasta su casa y exigirle con amor, cariño y chantaje de croquetas que saque lo antes posible la cuarta parte. Por último y no menos importante, alabar la portada tan bonita y llena de amor de esta tercera parte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − 1 =