Reseña LA ENFERMERA DEL ENEMIGO

«”¿Qué harías si la vida de tu enemigo estuviese en tus manos?”.

Abby Caulfield trabaja como enfermera en un hospital durante la Gran Guerra. Sobre ella pesa la pérdida de sus hermanos, que ha transformado en una necesidad de ayudar al prójimo. Sus valores se verán puestos a prueba cuando tiene que hacerse cargo de un soldado malherido de rostro quemado. Uno que no pertenece a su bando.

Niklaus Brandt es un soldado alemán que no deseaba ir a la guerra y se vio obligado a ello por salvaguardar el honor de su familia. La vida en las trincheras le ha permitido hacer amistades y lograr no enloquecer con la muerte que les acecha. Un ataque sorpresa pondrá en jaque a su unidad y todo explotará por los aires, incluido él mismo.

Abby se debatirá sobre si ayudarle y arriesgarse a que la consideren una traidora o si hacer caso a su vocación, que le empuja a ayudar a cualquier persona, independientemente de su procedencia.

Niklaus necesita de su ayuda para seguir con vida. Lo que Abby no sabe, es que, quizás, ella también.

La vida, la guerra y el estatus social desempeñarán un papel importante en esta trama en la que hay más de un secreto por descubrir».

Esta no es la primera novela que leo de Laura, pero sí una de las que más me ha llegado al corazón. La enfermera del enemigo es un compendio abrumador de romance, Historia y tensión. Adentrémonos un poco en ella y descubramos qué me ha enamorado por completo.

La enfermera del enemigo se sitúa al final de la Primera Guerra Mundial, en un momento en el que los alemanes comienzan a perder fuerza y el bando aliado avanza con cierta seguridad. Nuestra protagonista es Abby, una enfermera inglesa que ha perdido a sus hermanos en la guerra y que decidió alejarse de su madre con el objetivo de superar su propio dolor y ayudar a sus compatriotas. Sin embargo, nunca esperaría tener que atender a Niklaus, un alemán disfrazado de francés que llega en muy malas condiciones al campamento donde se encuentra. La conexión entre ambos pondrá en peligro sus vidas y a partir de ese momento, tendrán que luchar contra todo y contra todos para lograr estar juntos.

Abby es una mujer joven, de fuertes convicciones, incapaz de no ayudar a quien lo necesita. Su pericia en el ámbito de la medicina es conocida por todos en el campamento y eso la lleva sin remedio hasta Niklaus. Por él, Abby sería capaz de cruzar media Europa y enfrentarse a quien sea, aunque todo tiene un límite.

Mientras, Niklaus es un joven que lo ha tenido todo en la vida, incluso unos padres excesivamente estrictos. Sin embargo, hasta el momento en que conoce a su enfermera particular, no se plantea ni por un momento desobedecer las órdenes de su padre. Su mayor virtud es la paciencia y su mayor defecto —según su familia— es haberse enamorado de una inglesa.

También conoceremos a Tatjiana, Lulu, Hans y Linus, todos pertenecientes al círculo cercano de Niklaus. No quiero entrar en detalles, pero sí decir que Hans es como un osito: solo quieres espachurrarle; y que me entraron ganas de darle con una sartén en la cabeza a Linus en más de una ocasión.

Como siempre, la pluma de Laura es suave, ligera, como una caricia. Sus descripciones justas y precisas nos llevan de la mano desde el campo de batalla hasta las más lujosas mansiones de Alemania. Sabe transmitir las emociones de una manera casi poética, lanzando una flecha directa a nuestro corazón. Sin duda, estamos antes una novela de romántica histórica que no deja a nadie indiferente.

Enlace de compra: La enfermera del enemigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 5 =