Reseña TIRANO

«Si hay algo que James Crawn desea en este mundo, es venganza. Después de años de exilio, el legítimo conde de Greywood decide volver para acabar con todos aquellos que convirtieron su vida en un infierno. Un duelo al amanecer contra su tío será el inicio del elaborado plan que él y sus amigos llevarán a cabo para recuperar sus vidas.

Clare, teme que después de soportar lo inimaginable a manos de su cruel esposo, se vea obligada a una vida aún más miserable con la aparición de James Crawn, el primo de su difunto esposo Charles. ¿Será capaz de soportar bajo su mismo techo a alguien tan tirano? Quizás con el tiempo ella sea la única persona capaz de ver que tras el cinismo del conde, se encuentra un corazón tan atormentado como herido».

Tirano ha sido un gran descubrimiento, una historia muy potente que te mantiene en vilo y te atrapa desde la primera línea. Su trama y sus personajes son adictivos, hasta el punto de necesitar seguir leyendo para saber qué ocurre. Así que, sin más dilación, pasemos a analizar un poquito esta novela de romance histórico.

Nos ubicamos en Londres, siglo XVIII, cuando nuestro protagonista masculino, James, logra acabar con la vida de la persona que destruyó la suya: su tío Desmond. Todos sabemos que los duelos estaban prohibidos en esa época y, sin embargo, la muerte no trascendió como un asesinato, sino como un trágico suceso. Así, James pasó a convertirse en conde y dueño de todo lo que Desmond poseía… incluida la tutela de su sobrina política, Clare. Sin embargo, James aún no siente que se haya cobrado por completo su venganza y eso dificulta mucho sus avances con su dulce prima política, de quien se siente atraído desde el primer momento.

Imaginaos la sorpresa de Clare al descubrir el extraño interés de James en ella. ¿Acaso sería como Desmond? ¿La maltrataría de la misma manera, relegándola al papel de una sirvienta? Ambos, Clare y James, tendrán que luchar contra sus propios demonios y averiguar si la otra persona es capaz de espantarlos por completo.

James es un hombre joven, apuesto y fuerte, criado en el mar bajo el mando de Martel, su capitán y amigo. Sin embargo, quienes no se separan de él son Lucien y Max, y son los únicos que conocen su verdadera naturaleza. Sí, James puede resultar insufrible a veces, pero cuando deja caer la máscara, todo cambia. Es un personaje complejo y, en mi opinión, quien mantiene al lector con el corazón encogido.

Respecto a Clare, nos encontramos ante una protagonista femenina fuerte, decidida, valiente e inteligente. Me ha sorprendido gratamente pues, aunque se deja ayuda por la ama de llaves, la cocinera y su “doncella”, se da cuenta solita de lo que le ocurre a James. Es la primera protagonista femenina que leo en romántica histórica que no necesita que su enamorado le confiese con pelos y señales de qué va todo. Y eso, Rowyn, me encanta.

La lectura es ágil, no se hace pesada en ningún momento y los sentimientos de los personajes evolucionan a la velocidad exacta. Es decir, no lo hacen los dos al mismo tiempo, sino que uno es más rápido que otro a la hora de darse cuenta de lo que siente y dar el paso decisivo. El cierre, sin embargo, se me antoja un poco apresurado y hay una serie de incógnitas que quedan un poco en el aire. ¿Las veremos resolverse en siguientes entregas?

Esta es la primera novela que leo de Rowyn Oliver y, la verdad, pienso repetir. Me ha gustado encontrarme con una historia que mezcla el romance histórico con un toque de suspense. Hay misterios que resolver, secretos que desvelar, y eso siempre consigue picar mi curiosidad; sobre todo si está bien llevado.

En definitiva, os recomiendo leer Tirano si, como a mí, os gustan los protagonistas con carácter y las historias con sentimientos a flor de piel.

Enlace de compra: Tirano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + uno =