Reseña MALAS IMPRESIONES (SIETE NOCHES 1)

«Buscaba hacer amigos y encontró el amor de su vida.

El joven Fernando Muñoz no había previsto en su penúltimo año de instituto que le ofrecerían la oportunidad de estudiar en uno de los mejores centros del país. Esa oportunidad no le agrada al inicio, porque supondría distanciarse de las únicas personas que considera amigos y tener que lidiar con nuevos y posibles acosadores. Sin embargo, verá que está equivocado.

Estos peculiares y adinerados adolescentes poseen una tradición que, en la semana anterior al inicio de las clases, disfrutan de extravagantes fiestas cada noche. Eso supondrá para el chico el abrir los ojos a un mundo al que comenzará a pertenecer. Uno tan brillante que le amenaza con modificar su vida sin remedio para que regrese a su estado ordinario.

Su sorpresa será mayor cuando esas personas a las que temía le reciben con los brazos abiertos. Conocerá a compañeros que trastocarán su manera de pensar, vivirá experiencias que nunca imaginaría y soñará con algo más allá de lo acostumbrado…

Posiblemente, con una chica que al inicio no le dará una buena impresión. No obstante, ella misma le hará cambiar de opinión».

Que Alys Marin tiene magia en las manos no es nada nuevo. Cada historia que escribe está impregnada de su particular forma de ver el mundo, tan bonita como necesaria. Y aquí, en el inicio de la serie Siete Noches, demuestra una vez más que no es necesario un gran número de páginas para encandilar al lector.

Malas impresiones relata la historia de Fernando, un chico muy tímido que solo tiene dos amigos… Al menos, hasta que conoce a un gran grupo de compañeros en su nuevo instituto. Allí, trabará nuevas amistades, aunque al principio le costará bastante adaptarse. Su salvación será Renée, la hermana pequeña de una de sus compañeras. Esta chica es pura energía y le enseñará a Fernando que puede divertirse sin temer la opinión de los demás.

En apenas 89 páginas, nos podemos sentir identificados con Fernando cuando llega a un sitio nuevo: todos queremos encajar y no vernos solos, sobre todo a la edad del protagonista. Y si aparece alguien como Renée, con su sentido del humor picante y forma de ser vivaz, es probable que nos llegásemos a sentir igual que el protagonista: un pelín confusos.

Lo que más me ha gustado de la novelette es lo fácil que es seguirle el ritmo. Los acontecimientos se suceden uno tras otro, muy bien conectados, y los personajes se diferencian sin problema gracias a la forma de hablar de cada uno. Lo mejor de que esta novelette forme parte de una serie es que podremos conocerlos a todos en las futuras entregas, algo que ya estoy deseando. ¿Quiénes serán los protagonistas de la segunda parte?

Sin duda, es una lectura amena, ágil y rápida, perfecta para quien empiece a codearse con el romance. Recomendada al 100%.

Enlace de compra: Malas impresiones (Siete Noches 1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 1 =