ONE PIECE LIVE-ACTION

¡Hola a tod@s! Hoy os vengo a hablar de una serie que ha causado una gran sensación y revuelo a nivel global y que ha dado una vuelta de tuerca a los live-action que hemos conocido hasta ahora: exacto, estoy hablando de la adaptación live-action de One piece, la gran obra del mangaka Eiichiro Oda, que ha enamorado a los lectores de todo el mundo desde que empezó el manga en 1997.

Pero antes de empezar, quiero aclarar el concepto live-action: Un live-action (o acción real) es una adaptación a imagen real (con personas) que convierte las películas, videojuegos, o en este caso el anime, en algo real.

Ha habido muchas adaptaciones de live-action basadas en anime, como la saga de películas de Rurouni Kenshin, basadas en la obra de Nobuhiro Watsuki,  Fullmetal alchemist basada en la obra de Hiromu Arakawa, Cowboy Bebop de Shinichirō Watanabe o Death Note, basada en la obra de Tsugumi Ōba e ilustrada por Takeshi Obata. Estas dos últimas no tuvieron buena crítica por los fans, por lo que la audiencia fue perdiéndole fe a este tipo de adaptaciones.

Pero no ha sido hasta que ha llegado la adaptación live-action de One piece cuando han conseguido rompier la “maldición” que existía de los live-action.

Las aventuras del joven pirata Monkey D. Luffy son conocidas alrededor del globo, y es que nos conquistó por completo la historia del joven que quería convertirse en el próximo Rey de los Piratas.

Este live-action, distribuido por la plataforma Netflix y compuesto por 8 capítulos de alrededor de una hora, adapta el primer arco de la obra original llamado East blue, donde conocemos a los 5 primeros miembros de la tripulación Sombrero de paja: Luffy, el capitán (intepretado por Iñaki Godoy) , Zoro, el espadachín/cazador de piratas (interpretado por Mackenyu), Nami, la navegante/ladrona (interpretada por Emily Rudd), Ussop, el francotirador (interpretado por Jacob Romero Gibson) y Sanji, el cocinero (interpretado por Taz Skylar).

Para empezar, que al principio del capítulo le hayan puesto la simbología del personaje del que iba a tratar dicho episodio me ha parecido un punto a favor.

Además, se nota que la adaptación la han hecho con mucho amor, dedicación y respeto, y es el que el propio autor, Eiichiro Oda, ha estado desde el minuto 0 implicado en este proyecto, y para mí eso es algo muy importante, por no decir fundamental, eligiendo desde el casting hasta las escenas que quería mostrar y un montón de cosas más, que han dado como resultado, esta maravilla.

A pesar de que han hecho una reinterpretación para que cupiera en estos 8 capítulos y todo tuviera sentido, me parece que han sabido transmitir perfectamente la esencia de la obra, incluso han añadido escenas que la han enriquecido más si cabe, y donde cada capítulo ha sido mejor que el anterior, incluyendo momentos de humor, seriedad y ternura justo donde era necesario, y eso es fantástico.

La ambientación, el vestuario, la música, todo me ha parecido sublime, sin olvidar la gran interpretación de todo el reparto, destacando a los 5 protagonistas, que han sabido meterse en la piel de cada uno de sus personajes y transmitir la esencia que caracteriza a cada uno de ellos.

En definitiva, una serie que, como amante tanto del anime como del manga, he disfrutado de principio a fin, que recomiendo muchísimo que la veais y que me parece una buena forma para acercar a más personas a esta gran historia, ¡larga vida a One piece!

Tráiler 1 live-action castellano
Tráiler 2 live-action castellano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − siete =