Reseña CADENAS (#Eslabón 2)

«Cuando seis meses después de graduarse como Eslabón Katerina acude a Sector Omega en una misión de reconocimiento, no esperaba que su vida se fuera a tambalear por completo. Lo que creía cierto se desdibuja en una mentira frente a sus ojos y la arrastra, junto a su relación con Alec, a una vorágine de incertidumbre constante. Su trabajo como agente de seguridad peligra desde el momento en el que decide esconder a un fugitivo y la poca estabilidad que había encontrado en su nueva vida se desmorona a pasos agigantados.

Mientras finge que todo va bien, los misteriosos encargos alrededor de la figura de los Corvette los llevan a tantos callejones sin salida que es inevitable sospechar de la existencia de un plan mayor detrás del sistema de sectores. Es entonces cuando Katerina se reencuentra con una de sus peores pesadillas, que la obligará a llegar hasta el límite para proteger a sus seres queridos.
Entrar de nuevo en el sistema esclavista no estaba entre sus planes, pero ¿hasta dónde estarías dispuesta a llegar para no volver a soportar el yugo de las cadenas?».

Antes de comenzar con la reseña, debo advertir a quien la lea que aunque no contiene spoilers del segundo libro, sí hay del primero, así que si no has leído aún Eslabón, te recomiendo que no sigas 😉

Y, ahora, sin más dilación, os quiero hablar de la que creo que es una bilogía de ciencia ficción distópica que todo el mundo debe leer. Apoteósica, sublime, con un final de lo más inesperado… Solo tengo buenas palabras para Cadenas, que ha demostrado ser la continuación perfecta para la primera parte y el cierre exquisito de la bilogía.

Tras encontrar a John entre las ruinas de una taberna en el sector Omega, Kat no sabe a qué atenerse. Se suponía que había muerto, según le había dicho Alec tiempo atrás, por lo que no entiende qué está pasando —ni yo cuando leí esta parte, dicho sea de paso—. La relación entre Kat y Alec empezará a resentirse, porque es imposible confiar en una relación basada en verdades a medias y mentiras. Además de a la reaparición de John, Kat tendrá que enfrentarse al mayor secreto que oculta la Cúpula: la existencia de los Corvette. Acción, romance, crecimiento y un viaje que nos lleva por los sectores para conocer qué se está cociendo en el mundo en que viven.

La evolución que sufre Kat en este libro es impactante. Tengamos en cuenta que es un personaje que ha pasado por muchas cosas y que otras, que son muy lógicas para los demás, a ella le resultan de lo más extrañas. Sin ir más lejos, Kat tendrá que aprender a quererse a sí misma antes de ser capaz de amar a alguien; se verá obligada, de nuevo, a hacer cosas de las que se arrepentirá el resto de su vida. Pero lo que más me gusta de ella es su humanidad y su visión del mundo. A través de sus ojos, Lucía G. Sobrado habla de la desigualdad, de las injusticias, del hambre, de la explotación de personas, del mal reparto de la riqueza y de que la corrupción se encuentra en cualquier lugar, incluso en los más inesperados.

Aquí, Alec se ha ganado a pulso bajar muchos puestos en mi lista de amores literarios. ¿Ha sido sustituido por alguno? No, pero sí debo decir que Byron me parece magnífico, un personaje que encarna la dualidad del alma humana y un referente en lo que respecta a la diversidad. Patrick ha continuado rompiéndome el corazón, May se sigue mereciendo que le pisotee la cara y… Bueno, iba a hablar de nuevos personajes que aparecen en Cadenas, pero mejor me muerdo la lengua —o los dedos— y dejo que seáis vosotros/as quienes descubráis a qué me refiero.

El ritmo de este libro es un poco más lento al principio, pero absorbente de igual manera. A partir de cierto evento social, las cosas empiezan a tomar un cariz mucho más oscuro y se acelera la acción. El pasado regresa en varias ocasiones, pero Kat nos enseña a dejarlo atrás y a continuar hacia adelante, buscando nuestra propia felicidad.

La bilogía de Lucía se ha ganado un lugar preferente entre mis distopías favoritas, sin lugar a dudas. Si os gustan las historias en las que no sabes qué va a ocurrir —literalmente, es impredecible—, no os podéis perder la historia de Katherina. 

Enlace de compra: Cadenas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − diecinueve =