Reseña DONDE MI CORAZÓN TIENE SU HOGAR

«Provenían de mundos distintos: ella de la rígida sociedad inglesa, él del país de la libertad. La búsqueda sobre el pasado común de ambos los llevará a descubrir la posibilidad de un futuro juntos por amor.

Lady Helena Melham posee un antiguo medallón ligado a una romántica leyenda. Su amor por las antigüedades y su gran curiosidad la llevarán a viajar desde Minstrel Valley a Boston para descubrir la verdad sobre la joya y la relación de esta con su familia.

A su llegada encontrará un país sumergido en la preocupación de una guerra cruenta, en la que no hay espacio para el amor y sí para el odio. Sin embargo, la búsqueda de la historia del medallón le demostrará que, a través de los siglos, el amor siempre ha vencido al odio.

Brayden Scott había regresado de la guerra convaleciente y sumido en una profunda depresión a causa de lo vivido. En un intento por sacarlo de su postración, su madre le encomienda acompañar a unajoven aristócrata inglesa interesada en unos documentos antiguos.

Verse reducido a la condición de perro faldero de la que supone es una dama caprichosa no le agrada en absoluto, y está dispuesto a demostrárselo a lady Helena. Aunque, quizá, el destino tiene una lección que enseñarle».

Inolvidable. Así es como definiría la historia de Helena y Brayden. Una historia que viaja del pasado a su presente con tanta facilidad que es imposible cansarse de aprender más de ellos. Pero no nos adelantemos, conozcamos antes qué une —o condena— a estos dos personajes tan maravillosos.

El hallazgo de un medallón muy especial hace que Helena se pregunte cuál es el origen de su familia. Un medallón muy particular hace que Brayden regrese de la guerra que asola los Estados Unidos. De alguna manera, ambos están conectados, aunque ninguno de ellos sabe hasta qué punto. Será Helena quien, motivada por ser algo más que una joven casadera, se embarcará en un viaje hasta las extrañas tierras del Nuevo Mundo. Donde mi corazón tiene su hogar nos muestra las diferencias, no solo entre Helena y Brayden, sino también entre las culturas que utilizan la misma lengua.

Helena es una muchacha que rompe todos los cánones victorianos de lo que una señorita debería ser. Es atrevida, perspicaz y tiene una mente privilegiada para resolver misterios. Su agudeza puede llegar a convertirse en una molestia, al menos para Brayden, que no entiende por qué una extranjera ha decidido atravesar el Océano Atlántico en busca de una leyenda: la Dama y el Juglar. Él, que es un hombre curtido en batallas, se ve incapaz de nadar a contracorriente. A pesar de sus intentos de alejar a todo el mundo de su lado, Helena consigue abrirse paso gracias a su ingenio.

Como siempre, la pluma de Christine es adictiva. Posee una ternura natural a la hora de contar historias y hablar de sentimientos. Crea un sinfín de imágenes preciosas que envuelven al lector y le transportan al lugar donde todo ocurre. Donde mi corazón tiene su hogar es más que una novela romántica: es una lección de vida.

Gracias, Christine, por continuar enamorándonos con tu escritura y tus personajes. Si queréis suspirar, reíros, llorar y gritar, no dudéis en adentraros en estas páginas.

Enlace de compra: Donde mi corazón tiene su hogar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 8 =