RESEÑA EL HOMBRE DE MI VIDA

«Era mi mejor amigo… hasta que me dijo que había conocido a una chicaBrett Sebastian es mi mejor amigo desde hace diez años. Trabajamos juntos en Sebastian Industrial y cada vez que su primo Scott me utiliza y me deja tirada, sé que puedo llorar sobre su hombro. Pero cuando Brett me confiesa que ha conocido a una chica, algo se me remueve por dentro. ¿Es posible que sienta algo por él? ¿Y si he estado persiguiendo al Sebastian equivocado durante todo este tiempo? Emociónate con este friends to lovers en el lujoso mundo de los Sebastian».

El hombre de mi vida es una de las novelettes de romántica erótica que Laurelin Paige ha escrito y publicado con el sello Chic. Me he estrenado con Eden y Brett, y con su remolino de emociones confusas y apabullantes. Y he sido testigo de una de las mejores enseñanzas (y recordatorios) que existen: que todos nos merecemos la oportunidad de ser felices, que nos merecemos lo mejor y debemos creer en ello.

Eden Waters es la protagonista de esta historia. Es una mujer a la que le gusta el buen sexo y Scott Sebastian es experto en eso… y también en despreciarla después de cada sesión. Eden cae en sus brazos una y otra vez, mientras que Brett, su mejor amigo (y primo de Scott), la consuela y trata de hacerle ver que Scott no es la mejor opción para ella. Eden no consigue verlo hasta que una noche Brett le confiesa que ha conocido a alguien y que le interesa.

Entonces, algo hace clic en la mente de Eden y su visión de su relación con Brett cambia, hasta el punto de empezar a sentir algo sumamente fuerte por él.

Francamente, Eden me ha puesto de los nervios, pero posiblemente sea porque me he visto identificada con ella en algunos aspectos. Brett también tiene lo suyo y, aunque comprendo su actitud, me han entrado ganas de aparecer en medio de la novelette y estamparle algo en la cabeza.

Creo que ese es uno de los aspectos más positivos de la historia: la profundidad de los personajes y lo bien diferenciados que están, incluso secundarios como Avery, Nolan o el propio Scott. Sin embargo, se me ha quedado corta.

En mi opinión, la historia de cómo Eden acabó en brazos de Scott podría haber aportado mayor claridad a su forma de ser, además de profundidad a la historia. También habría estado bien ver todos esos momentos en los que Brett se comporta como un auténtico caballero con Eden, que se note lo que ocurría aunque Eden no se diese ni cuenta. He echado de menos muchos momentos que habrían aportado bastante información y salseo a la historia, y la habrían asentado aún más.

No obstante, es una lectura ligera, muy amena y con la que se te pasa el tiempo volando. Laurelin escribe con un lenguaje sencillo, sin florituras (más allá de los propios pensamientos de Eden) y va directa al grano. Las escenas eróticas son muy vívidas sin ser obscenas, algo que valoro muy positivamente.

En definitiva, si buscas algo picante, reengancharte a la lectura o simplemente desconectar con facilidad, esta es tu historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 19 =