Spider-Man: Cruzando El Multiverso – La aventura perfecta

¡Muy buenas, seguidores de Pasaporte Akihabara! Una vez más, os traemos una reseña de cine. En esta ocasión, y gracias a Sony Pictures, hemos podido ver la nueva aventura arácnida: Spider-Man – Cruzando El Multiverso. En esta ocasión volveremos a encontrarnos a viejos conocidos como Miles, Gwen o Peter B. Parker, pero harán acto de presencia varios Spider-Man y Spider-Woman. Ahora bien, ¿está la película a la altura de la excelente “Un Nuevo Universo“? Quedaos y lo sabréis.

Dirigida por Joaquim Dos Santos, Kemp Powers y Justin K. Thompson, la historia y el guion corren a cargo de David Callaham, Phil Lord y Christopher Miller, siendo estos últimos también productores de la película. Es una secuela más grande, con más personajes, una trama bastante más adulta y con mucha más espectacularidad.

Uno de los pósters oficiales de la película

Ha pasado un año desde que Miles consiguió llevar de vuelta a sus amigos a sus respectivas Tierras y detener a Kingpin. Mientras sus padres se preocupan por su futuro, Miles solo quiere ser el mejor Spider-man posible y poder ver a sus amigos de nuevo. Cuando un nuevo villano que dice venir de su pasado, La Mancha, pone patas arriba la ciudad, Miles tendrá la ayuda de dos viejos conocidos, Gwen Stacy y Peter B. Parker, acompañado de su pequeña hija Mayday. Ellos le llevarán ante Miguel O’Hara, Spider-Man 2099, el líder de una sociedad arácnida que se dedica a evitar desastres. Pero cuando los métodos de Miguel y Miles choquen, tendrán que ser capaces de resolver sus diferencias… o no.

Con esta premisa volvemos a encontrarnos con Miles, de nuevo interpretado por Shameik Moore. Repitiendo también tenemos a Hailee Steinfeld y Jake Johnson como Gwen y Peter B. Parker respectivamente. Como nuevos Spider-Man y Spider-Woman, tenemos a Issa Rae como Jessica Drew, a Karan Soni como Pavitr Prabhakar/Spider-Man India, Daniel Kaluuya como Hobart “Hobie” Brown/Spider-Punk y Oscar Isaac como Miguel O’Hara/Spider-Man 2099.

Nos encontramos ante una película mucho más espectacular que Un Nuevo Universo, con muchos personajes nuevos, una trama más madura, adulta y sobre todo, un villano con una buena historia y evolución. Todos conocíamos a Kingpin en la primera película, y en esta, La Mancha consigue hacerse notar a pesar de que haya tantos personajes. Siendo la segunda parte de una trilogía, se podría pensar que tendría una historia algo simple, pero para nada. La historia de la película, más allá de conectar con la primera y la futura Más Allá Del Multiverso, está bien diseñada, es atrapante desde que empieza y se permiten profundizar en la historia de otros personajes como Gwen.

En los distintos tráilers y pósters hemos visto ya varios cameos de múltiples Spider-Man y Spider-Women, pero a pesar de todo, no quiero hablar de ello porque sigue habiendo un montón de sorpresas. Más de uno/a va a estar muy contento con todo lo que hay.

La banda sonora fue una parte muy importante de su predecesora, y en este sentido tampoco se queda atrás. Daniel Pemberton vuelve a componer la banda sonora y es todo lo que podíamos pedir. Se distingue perfectamente cuándo va a salir Miles, por ejemplo, por la música que haya en ese momento. Además, tiene unos toques muy de thiller, o de tensión, en determinados momentos que le vienen como anillo al dedo.

En fin, solo hay una cosa que sí tengo que criticar: que se acaba. Tras dos horas con veinte minutos, la película llega a su final y uno se plantea cómo narices va a aguantar hasta marzo del año que viene (fecha establecida para el estreno de Más Allá del Multiverso) para saber cómo acaba. Por cierto, algo importante: NO HAY ESCENAS POSTCRÉDITOS. Lo pongo en mayúsculas y en negrita para que no os pase como a mí y estéis 10 minutos esperando para nada.

Se estrena mañana mismo y desde aquí os recomiendo que la veáis, porque es perfecta. Os dejamos con el tráiler para matar el gusanillo. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − diecinueve =