Reseña LAS CUATRO ESTACIONES, STEPHEN KING

Las cuatro estaciones es una novela corta escrita en 1982, tras publicar Carrie, It y el Resplandor, el maestro del terror le sugirió a su editor escribir una serie de cuentos, aunque, al principio, a su agente no le agradó la idea por miedo a que le encasillaran en un solo género.

El primer relato: Rita Hayworth y la redención de Shawshank, trata de como la vida de Andy Drufesne, un joven banquero, da un giro cuando se le acusa de haber asesinado a su mujer y al amante de ésta. Después de varias semanas de juicio, el juez dicta sentencia y a los pocos días, se ve encerrado en una institución penitenciaria sin posibilidad de recuperar la libertad al ser condenado a cadena perpetua. 

 Red, un irlandés de pelo rojo, se convierte en su mejor amigo tras esos muros. Andy se nos presenta como un personaje sosegado y solitario, con una tenacidad infinita, pero sobre todo es alguien lleno de esperanza por recuperar la libertad que se le quitó de forma injusta. 

Durante el relato aparecen distintos personajes y muestra como es la dura realidad en una cárcel, donde hay que aprender a sobrevivir y es lo que hace nuestro protagonista. 

Aunque es una historia cruda y sufres con los protagonistas, también es una historia donde se habla de lo más preciado para el ser humano, dos simples palabras con mucho significado: libertad y esperanza que son los pilares de este cuento.

En mi opinión, es una historia magistral capaz de remover las entrañas, aunque también se describen escenas duras y violentas, no es algo que para nada me haya hecho abandonar la lectura, todo lo contrario, he encontrado más veracidad en ella porque la vida en la cárcel no debe ser un camino de rosas.

En 1994, Frank Darabont lo llevó a la pantalla bajo el nombre de Cadena perpetua con las magistrales actuaciones de Morgan Freeman en el papel de Red y Tim Robins como Andy Drufesne. 

Alumno aventajado, llevado a la gran pantalla como verano de corrupción en 1998, bajo la dirección de Bryan Singer con Ian Mckellen en el papel de Kut Dussander y Brad Renfro como Todd Bowden.

Este asfixiante relato narra la extraña amistad que surge entre un chico obsesionado con el Holocausto y un criminal de guerra nazi de su mismo barrio. Todd amenaza a Dussander con revelar su verdadera identidad si no cede a contarle todo lo que vivió en Patin, sin embargo, dicen que sabe más el diablo por viejo que por diablo y aquí esta frase hecha nos demuestra que tiene razón, de pronto el muchacho se ve envuelto en una serie de horribles pesadillas junto al miedo de que el anciano revele el horrible secreto que guarda.

Es un relato que he leído con facilidad, si bien no ha sido de mis preferidos de King, admito que tiene una atmósfera magistral y unos protagonistas muy bien construidos.

Enlace de compra:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 4 =