RESEÑA REGLA Nº1: NO BESES AL SOSPECHOSO

«Basta de juegos. Ahora son ellas las que tienen el control.

—¿Te gustaría dejar de sufrir por los hombres?
—¿Crees que necesitas recuperar el control de tu vida emocional?
—¿Te gustaría estar soltera para siempre y quitarte de quebraderos de cabeza, mientras formas parte de un grupo de amigas que te apoyará sin igual, que irán contigo a bodas, a eventos, que te abrazarán cuando lo necesites, te harán reír y te ayudarán a llegar a lo más alto que quieras llegar?

La Sociedad Secreta de las Solteras es un grupo de pertenencia exclusiva formado por mujeres hartas del mundo de las citas. Se apoyan entre ellas para llegar a lo más alto sin necesidad de una figura masculina a su lado. Mantenerse firme en sus propósitos no es siempre fácil, por eso la Sociedad tiene unas estrictas reglas de supervivencia que les ayudarán a mantenerse en el camino elegido.

«Regla nº 1: No beses al sospechoso», es una novela corta con una mezcla explosiva de romántica y thriller. Sigue los pasos a la inspectora Daniela de la Cruz y observa cómo se complica todo por la boda de una exmiembro de la Sociedad. Ya sabían ellas que casarse era nocivo para la salud. Lo que empezará como un encuentro ocasional, acabará en una trama que se enredará con su vida personal y profesional.
La aparición de un asesino en serie complicará su existencia hasta los extremos. Un asesino que actúa a plena vista, con numerosos testigos y con cámaras grabando en directo lo que sucede. Y, sin embargo, imposible de atrapar.

Por suerte, Dani tiene a sus amigas de la Sociedad Secreta. Abril, la cardiocirujana; Teresa, la catedrática; y María, la última incorporación, una fotógrafa de prensa de personas de interés (o lo que es lo mismo, una paparazzi). Gracias a ellas y su equipo policial navegará lo mejor posible los retos que se le presentan, donde todo estará en juego, incluida su propia vida».

¿Qué ocurre si mezclas la parte más romántica de Laura Mars con su cara más detectivesca? ¡Pum! Surge una novelette que promete ser el comienzo de una serie llena de humor, romance, thriller y un poquito de salseo del bueno.

No beses al sospechoso es la primera entrega de la serie La Sociedad Secreta de las Solteras, un grupo de amigas que juran y perjuran que nunca se enamorarán ni dejarán que un hombre les arrebate su forma de ser. Lo curioso es que la novela empieza en la boda de Karen, una de las chicas que conforman la Sociedad Secreta y que, como es lógico, acaba fuera de la sociedad debido a su matrimonio. Allí conocemos a Abril, Teresa, María y la protagonista: Daniela De la Cruz, inspectora de policía.

Las reglas de la Sociedad son sencillas: no te enamores, no te acuestes con mismo hombre más de tres veces y no te encapriches. Puedes tener arcoíris, por supuesto, pero nada de repetir. Y hay muchos mecanismos de defensa contra pulpos: marcarse una cascada, un Casa de la Pradera, etc. Lo más importante son los códigos y estar siempre acompañada de amigas.

Las cosas se tuercen para Daniela durante la boda, puesto que conoce a Joel, uno de los amigos del novio. Está a punto de tener algo más de miradas con él cuando Joel decide que prefiere que recuerde su primer beso y la deja con las ganas. Después de ese episodio, que Daniela prefiere no recordar, regresa a su vida como inspectora. Pero qué casualidad que el caso que se encuentra justo después de la boda tiene como sospechoso al mismísimo Joel.

Admito que he disfrutado de lo lindo con las conversaciones internas de Daniela y su lucha interna: ¿me dejo llevar o me aparto porque puedo acabar mal parada? ¿Y si Joel es el auténtico villano de la historia? ¿Y si no lo es? ¿Y si…? Por si fuera poco, las amigas de Daniela no dejaban de chincharla y de amenazarla con eliminarla de la Sociedad Secreta de las Solteras si se le ocurría seguir relacionándose con Joel (bueno, todas excepto María). Daniela nunca quiso renunciar a su libertad, y menos por un hombre que bien podía ser como los anteriores que le habían roto el corazón. Entonces, ¿qué tiene este tipo de especial?

Laura Mars tiene un don para las novelettes. Es capaz de concentrar al máximo un cúmulo de sensaciones y detalles sin que te pierdas nada importante, dejando lo insustancial a la imaginación. Te da los datos necesarios para que dibujes un retrato en tu cabeza de los personajes, pero siempre manteniendo el misterio de cómo son en realidad. Las escenas de thriller están muy cuidadas, no son un simple telón sobre el que se desarrolla el romance, sino que adquieren la importancia que merecen en una historia que combina ambos géneros. Y todo sin dejar de lado los trazos de humor que me han hecho reírme a carcajada limpia.

Una novelette refrescante, perfecta para cualquier época del año, para salir de un bloqueo lector o, simplemente, para disfrutar de un poquito de salseo y misterio. ¡Estoy deseando que salga la segunda! ¿A quién tendremos de protagonista? ¿Cuál será la siguiente soltera en caer en las garras del amor?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − once =