RESEÑA REGLA Nº2: NO TE LÍES CON EL VECINO

«Nosotras seremos tu «Felices para siempre».

La Sociedad Secreta de las Solteras sigue en activo y continúan añadiendo reglas para que todas sus integrantes alcancen las metas que se propongan. Desde un evento del trabajo a una fiesta alocada, harán todo lo posible por ayudar a las demás. Juntas llegaremos más lejos.

«Regla nº 2: No te líes con el vecino», es una novela corta con una mezcla explosiva de romántica y ficción médica. Acompaña a la doctora Abril Palacios en el quirófano de cardiocirugía, lidiando con los pacientes VIP, estrechando sus relaciones con sus compañeros de trabajo, en fiestas con sus amigas y, en general, en el bello caos que es su vida.

Todo se volverá más caótico el día que vuelva a oír a sus vecinos tener relaciones sexuales por milésima vez («¿hace falta gritar tanto y tan explícito?»). Ese día las cosas serán distintas, porque el vecino está sentado en las escaleras.
Si tú estás aquí… ¿quién está ahí dentro?».

Estaba deseando que saliera la segunda entrega de La Sociedad Secreta de las Solteras, ¡y con razón! Menudo regreso el que nos presenta Laura Mars con Regla Nº2: No te líes con el vecino. ¡Atención, porque vienen curvas!

La protagonista de esta segunda novelette, perteneciente a la serie La Sociedad Secreta de las Solteras, es nada más y nada menos que la cardiocirujana Abril. Ya la conocimos en la primera parte, pero aquí ahondaremos un poco más en el motivo por el que se unió a la Sociedad: no consigue enamorarse de nadie a menos que tenga una total confianza con esa persona. Esto resulta realmente útil para mantenerse dentro de la Sociedad, ya que su salida (en caso de darse) sería más tardía que la del resto. Pero, ay, ¿quién iba a decirle que acabaría confiando en el chico que vivía junto a su novia al otro lado del descansillo?

Abril es una chica fuerte, muy segura de sí misma y de lo que quiere. Me encanta su carácter y cómo intenta suavizar los comentarios cortantes de Teresa. Aquí la vemos más humana, menos robótica que en la primera parte. Conocemos su lado tierno y sus miedos, sus manías y su desorden. Pero sobre todo, conocemos cómo es ella cuando le tiende la mano a Lucas, su vecino.

Por su parte, Lucas es un chico algo tímido y retraído al principio. Por un momento, llegamos a pensar que el personaje realmente es así, pero luego descubrimos que las cosas no son lo que parecen. Lucas es el ejemplo perfecto de que cualquiera puede verse envuelto en una relación tóxica. A través de él, Laura Mars hace hincapié en la importancia de una buena salud mental y de que debemos rodearnos solamente de personas que nos aporten paz y felicidad.

Hay varias cositas que me han gustado mucho de esta novelette. Una de ellas es el slow burn entre Abril y Lucas; me daban ganas de atravesar la pantalla de mi ebook y hacer lo mismo que el meme: “si os gustáis, pos liaros”. La otra es, sin duda, el trabajazo de investigación y beteo médico que hay detrás. La terminología, el ambiente, la forma en que se desenvuelve Abril son el reflejo de un buen trabajo de investigación y de la guía indiscutible de la beta que la ayudó con todo lo que rodea la cardiocirugía. Como siempre que ocurre en sus novelettes, Laura Mars se emplea a fondo para que todo sea lo más realista posible, añadiendo detalles donde es necesario y dejando otras cosas a la imaginación.

Su lectura rápida, el dinamismo, el salseo y los toques de humor la convierten en una novelette que puedes disfrutar en cualquier momento del año y que, seguro, te sacará de un bloqueo lector. Sin embargo, aunque se puede leer de forma individual, te aconsejo que la leas después de la primera parte, porque puede que te pierdas algunas cositas o que te hagas spoiler de otras (no son spoilers muy marcados, pero quizás te chafen un poquito la primera novelette).

Anímate a conocer a Abril y al rubiales de Lucas. Échate una risas con Teresa, María y Helena, una nueva incorporación. Y, por supuesto, no te líes con el vecino 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =