Entrevista a la escritora Cristina Ogando

La literatura abarca muchos ámbitos, se puede formar parte del mundo literario más allá del hecho de escribir una historia. Recordemos que por no haber escrito muchas historias, no se debe sentir menos escritor que el resto.

En Pasaporte Akihabara nos gusta apoyar a todos los escritores, grandes y pequeños, nuevos o con experiencia. Por eso, hoy tenemos con nosotros a la escritora Cristina Ogando.

Antes que nada, muchas gracias por aceptar nuestra propuesta de entrevista y darnos la oportunidad de entrevistar a una escritora que dará mucho que hablar en el futuro.

1. En primer lugar, ¿quién es Cristina Ogando? ¿Cómo surgió tu amor por la literatura?

  • Cristina Ogando es una persona envuelta en caos, si soy sincera. Mi amor por la literatura, como con mucha gente de mi generación, surgió a raíz de leer Harry Potter. De ahí, el salto fue terriblemente natural hasta alcanzar un punto en el que leer no era suficiente y necesitaba escribir.

2. ¿Cuáles son los géneros que más te gustan leer y/o escribir?

  • Literatura de género, fantasía y ciencia ficción en su gran mayoría y, aunque no me gusta nada leerlo, también escribo terror.

3. Hemos sabido que tu primera experiencia en la literatura fue con los famosos fanfics. ¿Qué nos puedes contar acerca de dichos fanfics? ¿Hay alguno que recuerdas o todavía guardes?

  • No solo los recuerdo si no que los tengo guardados. Solía escribirlos en la parte de atrás de mis libretas de clase. Las matemáticas luchaban por el espacio de las hojas con mis aventuras de Naruto o Sakura Card Captor. Recuerdo que me dio muy fuerte por los fanfics inspirados en Pokemon Ranger: Sombras de Almia, un videojuego super infravalorado, la verdad.

4. Pero todo cambió en 2019, ya que participaste en la antología El corazón de Ixchel de la editorial Hati con tu relato O lamento da miña terra. ¿Qué tal la experiencia en tu primera antología?

  • Curiosa, porque no sabía que esperar. Es lo típico de cuando publicas por primera vez, no sabes realmente donde te metes. Y que fuera en una antología, con un relato tan chiquito y en una editorial tan pequeña, creo que fue un buen primer paso.

5. Ese mismo año, también quedaste ganadora en la antología de retelling Érase otra vez con tu manuscrito Bestia. ¿Qué recuerdos tienes de esta experiencia?

  • Recuerdo… el día que lo anunciaron. Porque a esa hora yo estaba en un concierto de James Rhodes con mi madre. Estuve sin ver el móvil durante horas y cuando volví a verlo tenía las notificaciones a punto de explotar y con Ias amigas gritando por medio Twitter que le pisara la cara. Aún a día de hoy estoy bastante orgullosa de lo que salió de ese relato.

6. Y por si no fueran suficientes alegrías ese año, también formas parte de la antología de Literup Ediciones titulada Fernweh: rumbo a lo desconocido, con tu relato El paraíso perdido. ¿Qué nos puedes contar sobre dicho manuscrito? ¿Qué supuso para ti tener un año tan redondo como este?

  • Entiendo que 2019 fue mi mejor año a nivel literario, ojalá poder repetir una época tan buena. El relato de esa antología empezó como un intento de hacer una parodia de “los autos locos”… y al final salió algo más parecido a Dune donde pude comenzar a poner mis detallitos de Cronistas.

7. A pesar de que 2020 fue un año significativo en muchos aspectos negativos, una de las cosas buenas es que volviste a colaborar con Literup Ediciones con el proyecto Bienvenidos al Hotel Caronte con tu relato La astilla del tiempo. Cuéntanos más acerca de dicho proyecto y de tu manuscrito.

  • La verdad es que casi no me presento para esa antología. Hice un grupo con unos amigos que querían saber detalles sobre mi personaje, cuando acababa de anunciarse. Yo dije lo primero que se me pasó por la cabeza “un loca pelirroja con rizos, que va por el hotel en pijama y zapatillas violetas y un bate” así que cuando quedó una semana para entregar… tiré con lo que había dicho.

8. Y esto no es todo, porque también participas en la antología de retelling de Lektu Érase otra vez… Villanos con tu manuscrito La ciudad maldita. ¿Qué supuso para ti volver a repetir participación en una antología de Lektu?

  • Primero fue sorpresa, porque no lo envié del todo convencida. No quería enviar un retelling de un villano típico, entonces tiré por una de mis películas favoritas, Atlantis (aunque estuve en duda de si enviarlo del Planeta del Tesoro. Detalles). Supongo que ese ramalazo de ¿originalidad, podríamos llamarlo? Me dio puntos.

9. A pesar de todo lo conseguido hasta ahora, el 2021 supuso un antes y un después para ti porque salió a la luz tu novelette Munajil con Literup Ediciones. ¿Cómo surgió la idea de la novelette? ¿Qué nos puedes contar al respecto sobre la historia?

  • Ay… mi bebé. Realmente me sorprende siempre decir que salió en 2021. Porque firmé en 2019, y luego vino la pandemia, así que la novelette no dejaba de retrasarse. Para mí sigue siendo las dos semanas de escritura compulsiva de abril de 2019.
  • Pero, sobre la historia, que me desvío. Su idea surgió mientras escuchaba la banda sonora de RWBY (una web serie de Rooster Teeth. Recomendadísima). La protagonista lleva una guadaña y entonces me vino a la mente un mundo hecho de metal, y una sombra de pelo largo mirando un suelo lleno de sangre. Sin embargo, al principio, Sahira iba a ser musulmana, pero a mitad de escaletado me di cuenta de que me iba a meter en un fregado importante. En la versión final aún llegaron vestigios de sus inicios de inspiración árabe.
  • Así que cuadró que por entonces yo iba a una academia de oposiciones y me enfrasqué en una discusión estúpida con mi profesor sobre el imperio británico y los indios… y ahí nacieron los qaalit.

10. ¿Es una historia autoconclusiva o puede que tenga una secuela o spin-off en el futuro?

  • Me lo dicen ¡mucho!, pero no. Sahira no tendrá secuela. Tiene un relato en la antología “¿Hemos escrito en esta cuarentena? Literupmente” en el que cuento que ocurrió tras el final de la historia. También, durante la promoción, creé una historia interactiva en la que cuento como Sahira y su mujer empezaron a salir.
  • Sí que tengo planes de que tenga algún cameo en futuras historias mías, pero lo que es propiamente de su universo se quedará ahí.

11. A pesar de publicar la novelette, también participas en la antología Érase otra vez: Entre mundos con tu relato El mal reflejo. ¿Cómo surgió este manuscrito?

  • Surge a raíz de que me invitaron, la verdad. Como ganadora y seleccionada de las anteriores ediciones, supongo que quisieron contar conmigo una tercera vez. Fue difícil decidir que cuentos irían mejor juntos, pero quería usar a las que consideraba las heroínas más fuertes del universo Disney.

12. El año pasado escribiste con la escritora Cristina García Trufero el relato Asesinato en Montmartre. ¿Cómo fue la experiencia de escribir a 4 manos? ¿Repetirías dicha experiencia?

  • Fue una experiencia maravillosa. Cris y yo tenemos formas de escribir muy diferentes, pero nos amoldamos muy bien. Cuadró cuando ella estaba de vacaciones, así que lo que hicimos fue quedar durante tres días seguidos por la mañana y hacer videollamada. Al mismo tiempo escribíamos en un documento de Google Docs donde íbamos avanzando en la trama según nos lo pedía la investigación, e investigábamos un poco sobre ese París en reconstrucción en el que se mueven los protagonistas.
  • Realmente tengo muchísimas ganas de escribir de nuevo con Cris y espero que lo hagamos pronto. Desde ese relato ella ha estado muy centrada en sus propios proyectos y yo en intentar salir a flote de nuevo. Creo que pronto podré alcanzarla de nuevo y volveremos a trabajar.

13. Sin embargo, también has formado parte de empresas como Infoliteraria, PontevedraViva y Literup Ediciones. ¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a la hora de darle vida a tus proyectos literarios?

  • No estoy segura porque eran tipos de escritura muy diferentes a mi propia voz. Para las críticas literarias, aunque muestras una cierta emoción, también mides muy bien tus palabras y como columnista, tienes que escribir con hechos y racionalidad. Se parecen más a lo que hago para escribir la tesis o cuando doy mis conferencias.
  • Seguramente lo que más me ha ayudado, o más me ha maldecido, ha sido trabajar tantísimos años como proofreader y beta en Literup. Analizar los textos, ayudar en la corrección, ver hasta el más mínimo esquema para poder ayudar a los autores y desmenuzar el texto… te ayuda un montón para comprender tu propia escritura, pero también te mina. Te olvidas un poco de lo que era disfrutar de la lectura y del placer de escribir. Por eso antes hablaba antes sobre salir a flote, porque ya no me dedico a eso y, junto con otras muchas cosas que he ido mejorando, poco a poco me voy sintiendo mejor.

14. ¿Estás desarrollando nuevos proyectos literarios que podamos tener algún adelanto?

  • ¿La tesis cuenta como proyecto literario? Ahora en serio, tengo varias cosas en mente. Recientemente he vuelto a escribir. Son tonterías mías que me ayudan a calentar, a reconectar con la escritura y a experimentar con las escenas. Tengo en proceso de documentación una historia romántica juvenil, pero el tiempo dirá.

15. Por último, cuéntanos dónde te podemos seguir en redes sociales para estar atentos a futuros proyectos.

  • En Twitter, perdón X, me pueden encontrar en @ultimacronista, así como en Instagram.

Esperamos que te hayas sentido cómoda en todo momento respondiendo las preguntas y estaremos encantados de volver a tenerte en el futuro, porque Pasaporte Akihabara es tu casa y tienes las puertas abiertas siempre que quieras. De nuevo, muchas gracias por todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 15 =