“Parásitos” un antes y un después en el cine coreano

Es la película coreana que parece que no pasa de moda y que hizo historia en los Óscar 2020 al llevarse varios premios: Mejor película, Mejor película internacional, Mejor dirección y Mejor guión original. Estrenada el 21 de mayo, fue la primera película coreana en ganar La Palma de Oro en el Festival de Cannes en el año 2019. La película recaudó hasta 128 millones de dólares en todo el mundo, y se convirtió en el mejor estreno, recibiendo muchas críticas positivas y elogios, y considerándose por muchos, la mejor película del año.

Parásitos (기생충)  es una película surcoreana dirigida por Bong Joon-Ho (Memories of Murder, Snowpiercer, The host…) y cuyo guión cuenta también con Kim Dae Hwan (The first lap) y Jin Won-Han (que también colaboró como asistente en dirección en Okja). Cuenta con una duración de 132 minutos y se encuentra dentro del género drama, comedia y toques de cine negro/suspense. Barunson, CJ Enterteiment, Frontier Work Comics como compañías productoras y CJ E&M Film Financing and Investmen Entertainments & Comics se encargan de la distribución.

Como dato curioso a destacar, esta película no contaba con distribuidora en España ya que no se apostaba mucho por ella, pero Ferran Herranz (cofundador de La Aventura) no dudó en seguir el proyecto de cerca en cuanto leyó el guion y en adquirir los derechos de la cinta en España. Gracias a ellos, muchos tenemos la suerte de contar físicamente con esta joya del cine coreano en nuestras estanterías.

Está calificada como “No recomendada para menores de 16 años” y desde el muy comienzo de la cinta nos deja claro que a pesar del tono cómico (muy típico usado en muchísimas películas coreanas), estamos frente a la historia de las miserias, desigualdades en la población y la pobreza de una familia coreana. Cuenta con un cast espectacular formado, principalmente, por: Song Kang-Ho (A taxi driver, The host o las muy esperadas próximamente en cines: Broker y Declaración de emergencia), Choi Woo-Shik (Train to Busan, Okja), Park Seo-Joon (Be with you, Desaparecidas), Park So-Dam (Record of youth), Lee Sun-Kyun (A hard day, Dr. Brain), Jung Ji-So (Imitation), Jang Hye-Jin (Green Mothers’ Club).

La sinopsis de este largometraje es el siguiente: Gi-Taek (Song Kang-Ho) y su familia (la familia Kim), trabajan de forma precaria y luchan para llegar a final de mes. Viven en un semisótano en un barrio pobre de Seúl. Cuando su primogénito, Gi-Woo (Choi Woo-Shik) comienza a trabajar dando clases particulares para la familia Park, a través de ingenio y ganando confianza, irá introduciendo al resto de familiares con distintos trabajos al servicio de la familia Park. Una situación tan peculiar como impredecible y con resultados imprevisibles.

Una de las características técnicas más sonadas y destacadas de Parásitos, es la angulación y el uso de líneas divisorias que, claramente, van separando la gente de clase alta/rica de la pobre. También denota cierta diferenciación en los personajes entre quiénes fingen ser y quiénes son en realidad. Lo que creo que la hace especialmente original.

La banda sonora original (BSO) viene de la mano del compositor Jung Jae-Il, quien compuso también la BSO de Okja.

La casa de los Park es el escenario en el que se desarrolla la historia mayoritariamente y fue diseñada y construida desde cero por Lee Ha-Jun. La casa, que deja claro el estatus social y económico de la familia en cuestión, tenía un diseño que servía de ayuda a la cámara para dar sensación de espionaje y permitía que sus personajes se desenvolvieran entre tantos escondrijos y recovecos.

Lee Ha-Jun adaptó las dimensiones de la vivienda al 2.35:1 al que estaba rodada Parásitos. Eso lo podemos observar en sus habitaciones y compartimentos anchos y altos en pantalla. La luz y fotografía fueron elementos esenciales para la cinta, ya que a mayor pobreza menor accesibilidad a luz natural y, al contrario, la familia rica disponía de grandes ventanales y puertas de cristal por donde entraba mucha luz solar. La disposición de objetos, los colores y textura fueron otro apartado muy cuidado. Mientras que en la casa de los Kim, los colores son apagados, con sensación de suciedad y caos en cuanto a disposición y objetos; la casa de los Park se caracteriza por el espacio abierto, despejado y orden, además de colores claros y luminosos. Como curiosidad, Bong Joon-Ho quiso que la cinta fuera en blanco y negro, pero la fotografía era tan bonita que dejaron finalmente la versión a color. Sin embargo, existe una versión igualmente en blanco y negro.

Muchos de los detalles que pasaron de largo para la historia principal, daban mucha información acerca de la cultura surcoreana. Entre ellos voy a destacar:

  • La canción que Jessica o Ki-Jung canta antes de entrar en la casa de los Park proviene de una canción coreana muy famosa llamada “Dokdo is our land” (Dokdo es nuestra tierra). Es una especie de himno sobre las disputas entre Japón y Corea por el territorio de Dokdo.
  • El abuso del inglés, llamado miguk byeong” o la fiebre americana, era símbolo o sinónimo de poder y estatus social alto.
  • La importancia de los estudios superiores universitarios en Corea. Aunque muchas personas se guían por el “boca a boca” y las recomendaciones (incluso a veces más que por los títulos), y esto se ve claramente en la película.
  • El plato que mezcla el jjapagetti y el neoguri es el Jjapaguri, que es la comida que le pide Park Yeon-Kyo a Kim Choong-Sook que le prepare. Tiene la connotación de ser un plato popular entre población de ricos y pobres y de ser bastante asequible/barato. PERO la familia Park le añade carne, un solomillo carísimo.
  • Los hijos primogénitos son importantes en la cultura coreana (al menos, durante mucho tiempo ha sido así, ya que ahora los tiempos han cambiado). En la película, Park Da-Song se lleva prácticamente toda la atención de sus padres, mientras que su hermana queda en un segundo plano.
  • La roca que Min le regala a Ki-Woo se denomina “suseok” (piedra de agua) y su precio tan desorbitado hace que se relacione con gente de poder y adinerada. Esta en particular tiene forma de montaña.
Ejemplo de jjapagetti

Entre todos estos detalles, encontramos mucha información (y toda la que posiblemente se nos escape) acerca de Corea del Sur y su cultura.

Desde mi punto de vista, es una película interesantísima, llena de información enriquecedora, con una fotografía y forma de rodar muy calculada y cuidada. Creo sin duda, que es una de las mejores películas coreanas que he visto por el momento, y que siempre está en mi top 5. Las actuaciones están soberbias, y a nivel técnico me parece una delicia. Puede que haya discordancia en opiniones (al fin y al cabo es cuestión de gustos), pero creo que es una de esas películas a la que debes darle al menos un visionado en la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 2 =