RESEÑA SERIE LA REINA CHARLOTTE

«La reina Carlota: Una historia de los Bridgerton es una precuela del universo de Los Bridgerton, en la que esta poderosa familia de la alta sociedad londinense intenta encontrar el amor y la felicidad. Esta serie narra la historia de la Reina Charlotte, personaje que ya conocimos en Los Bridgerton, durante su juventud y hasta el momento en el que se casa con el Rey Jorge III, en contra de su voluntad, en 1761. Una unión que la convirtió en la Reina de Gran Bretaña. Cuando Carlota llega a Londres el mismo día de su boda, allí se enfrentará al escrutinio de la madre del monarca y del resto de aristócratas. Durante sus primeros días de matrimonio con el misterioso y temperamental rey, la frustración dominará a la joven Carlota, que deberá cumplir con sus deberes maritales, aunque a regañadientes».

Si hay algo que caracteriza el mundo victoriano de Los Bridgerton es el romance y la capacidad de dejarnos con la miel en los labios al final de cada capítulo, ¡o incluso de la temporada! Y es que, como diría Lady Whistledown, La reina Carlota ha llegado para enternecernos, hacernos vibrar y arrancarnos alguna que otra lagrimilla. Es la antesala perfecta a una tercera temporada de la serie principal y nos da la información que necesitamos para conocer un poco mejor a esa mujer obsesionada con los perros, los diamantes de la temporada y el aparente deseo de que su marido deje este mundo.

Un aspecto muy positivo a valorar es cómo se han intercalado los momentos del pasado, de esa Carlota que acababa de estrenar la corona, con el presente en el que los hermanos Dafne y Anthony ya están casados y viviendo su vida lejos del nido Bridgerton. Las apariciones de Lady Bridgerton y de Lady Danbury le dan a la serie esa conexión con la tan esperada tercera temporada. Por no hablar de que es durante esta serie cuando se le da sentido a ciertos aspectos de la sociedad victoriana que, históricamente, nunca ocurrieron y que, no obstante, han calado bien hondo y de buena manera entre el público.

Tenemos que destacar, además, la impecable actuación de India Amarteifio (la joven reina), que ha estudiado a Golda Rosheuvel (la reina Carlota en Los Bridgerton) hasta el punto de hacer suyos los gestos de su predecesora. Vemos a la joven Carlota evolucionar y convertirse poco a poco en la reina que conocemos en la historia principal. Sufrimos con ella y amamos con ella, y comprendemos todo por lo que ha pasado junto a su adorado Jorge III. Gracias a La reina Carlota, conocemos la enfermedad que acosa y destruye al rey, interpretado de forma brillante en su faceta más joven por Corey Mylchreest.

Y es que esta no es solo una historia de amor. A través de los ojos de la reina, aprendemos a querernos a nosotros mismos, a luchar por aquello que amamos y a creer que tenemos el poder de cambiar el rumbo de nuestras vidas. Esta es la historia de las segundas oportunidades.

Sin lugar a dudas, el romance histórico está viviendo un momento de oro, no solo por la cantidad de novelas exitosas ambientadas en esa época, sino además por lo bien que se están haciendo las cosas con Los Bridgerton y todo lo que les rodea. Os recomendamos ver esta serie siempre después de la segunda temporada, porque se hacen referencias a sucesos que han transcurrido tanto en la historia de Dafne como en la de Anthony, y nos dan un pequeñísimo adelanto de lo que podremos degustar en la tercera temporada.

Animaos a vibrar con la reina Carlota y a creer que el amor sí puede obrar milagros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =