UNA VIDA NUEVA

Otra de esas películas coreanas que te dejan con el corazón encogido. Otra de esas pequeñas joyas del cine coreano a las que merece la pena dedicar un rato.

La película nos sitúa en algún lugar cerca de Seúl en los años 70. Una pequeña de 9 años llamada Jinhee es vista feliz junto a su padre en una serie de momentos rutinarios dentro de su vida.

La película ya en su comienzo nos pega la bofetada dolorosa de la que va a ser la realidad de Jinhee, pues vemos cómo su padre la abandona en un orfanato sin despedirse de ella.

Jinhee se niega a aceptar esta nueva realidad y, durante la película, vamos a vivir su cambio de actitud con las niñas del orfanato y la evolución de su comportamiento. Si bien vemos como en algún momento Jinhee comienza a sentirse “cómoda”, una circunstancia que ella no desea hace que su carácter cambie, ya que le hace recordar a cómo su padre la dejó sola en ese orfanato.

Jamás sabremos las causas del porqué Jinhee fue abandonada en ese orfanato. Bien podemos creer la sospecha que ella tiene y se lo hace saber a un médico durante una revisión de salud rutinaria, o bien podemos entrar en el contexto de la época de la película. Corea del Sur en los años 70 era un país que veinte años atrás sufrió una guerra y, por tanto, aún estaba reconstruyéndose. Muchas familias vivían en la completa pobreza y no podían alimentar a los hijos. Es por eso que multitud de niños terminaban abandonados en orfanatos con la esperanza de poder darles una vida mejor. Dado este momento en la historia del país, podemos pensar que el padre de Jinhee la abandonó porque no podía hacerse cargo ella, pero eso queda a nuestra libre interpretación.

Si bien es muy difícil imaginar cómo debe ser para una niña de nueve años ser abandonada, la película nos hace sentir la tristeza de lo que nuestra pequeña protagonista está viviendo. La negación de una situación tan difícil de aceptar y el sentimiento de abandono que tanto daño puede hacer en el desarrollo de un niño. No sé a vosotros, pero a mí me deja destrozada de solo pensar cuántos niños pasarán por esto cada día.

Cabe destacar que esta historia está basada en la vida de la directora, la cual fue abandonada por su padre y adoptada por una familia extranjera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 5 =