Enola Holmes 2, una segunda parte que no defrauda.

Enola Holmes asume su primer caso como detective, pero para desentrañar el misterio de una niña desaparecida, necesitará la ayuda de amigos y de su hermano Sherlock.

La nueva película de Netflix continua la historia de Enola Holmes, la hermana pequeña del famoso detective que desea seguir sus pasos y los de otros dectectives famosos de su época. Tiene la habilidad necesaria que hacerlo pero sus clientes no parecen confiar en una chica y menos en alguien que no ha resuelto ningún caso. Ya que todo lo que consiguió en su anterior caso, se ha esfumado.

La historia empieza contándonos como Enola abre su propia agencia de detectives en Londres, y conocemos a algunos de los que llaman a su puerta esperando encontrarse con su hermano o con algún otro detective pero nunca con una chica que a sus ojos no es otra cosa que una joven de la que llama la atención su apellido y todos acaban preguntando si su hermano Sherlock está disponible para llevar sus casos.

Frustrada por el machismo de la época, tras unos meses hace las maletas para volver a casa pero entonces su carrera da un giro y una chica aparece en su oficina solicitando sus servicios, algo que cambiará para siempre su vida y hará que viva experiencias nuevas, unas mejores que otras pero todas llenas de emoción y giros inesperados.

En esta ocasión conocemos a otro personaje importante de la historia de Sherlock, su enemigo número uno y villano de sus historias que en este caso se convierte en villano de Elona también y que trae aliados importantes que volverán locos tanto a Elona como a su hermano que trabajan en sus propios casos y que al final no les queda otra opción que colaborar para poder resolverlos y acabar con el villano que les está volviendo locos, aunque no están ninguno muy por la labor de trabajar unidos al principio.

La película nos cuenta a la vez la lucha por los derechos de las mujeres, por el sufragismo universal y por hacer ruido para que de una vez por todas les hagan caso y les otorguen lo que sin duda alguna se merecen, derechos igual que los hombres. Y de paso conseguir que se oiga su voz en el lugar de trabajo, donde las cosas están cada vez peor, no tienen derechos pero tampoco se las respeta ni se las trata bien por parte de sus jefes y sus aliados.

La historia está llena de altibajos, giros emocionantes que la llevan desde la cárcel a los bosques de las afueras intentando escapar de unos policías demasiado pesados que tratan de dar con ella acusandola de asesinato. Asistimos a su vez a bailes, momentos divertidos y tensos, pero ante todo con el mismo ritmo ágil y sin pausas que nos tiene acostumbrados la primera película. En esta ocasión también se mezcla en la vida de Enola un romance, algo que vivirá a su manera y que la hará darse cuenta de algunas cosas importantes.

La cinta trae de vuelta a los actores protagonistas de la primera película, excepto al hermano de Enola y Sherlock: Mycroft Holmes que en esta ocasión no es parte de la historia. Y se unen a todos ellos Hannah Dodd (Los Bridgerton), David Thewlis (The Sandman), Sharon Duncan-Brewster (Intergalactic) entre otros que componen un elenco de actores y actrices a la altura de su predecesora. Con escenas cuidadas con mucho detalle y sin cabos sueltos ni momentos aburridos, esta segunda cinta está dirigida por el mismo director encargado de traernos la primera parte de la historia de la increíble Enola, Henry Bradbeer.

Una película ya disponible en la plataforma, que te hará pasar un gran rato. Muy recomendada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + cuatro =