La chica que lo tenía todo, una película sobre el pasado.

Reseña La chica que lo tenía todo

Una mujer de Nueva York con gran éxito profesional y a punto de casarse con el hombre de sus sueños ve de repente cómo su vida perfecta se tambalea cuando tiene que enfrentarse a las sospechas y al trauma de recordar un trágico evento cuando estaba en el instituto.

La chica que lo tenía todo es una cinta de suspense en la que conocemos a la protagonista Ani, una chica que tiene un buen trabajo, va a casarse con el hombre de sus sueños y tiene una vida de lujos en un gran barrio. Es redactora en una famosa revista femenina en la que se lleva bien con sus compañeras y con su jefa, una situación que le encanta y que hace que se sienta mejor consigo misma.

Comenzamos viendo cómo trabaja, qué tipo de artículos escribe y cómo prepara su boda con uno de los chicos más ricos de la ciudad y a la vez amable y cariñoso con ella. Y a pesar de conocer su pasado, sigue estando enamorado de ella. Sin preguntarse nada. Ani, diminutivo de Tiffany, tiene cada día a pesar de su brillante vida, recuerdos constantes de su vida adolescente. Y de todos los problemas que vivió, una madre que no siempre la apoyaba y a la que le importaba demasiado el qué dirán. Un novio que miente y abusa de ella y unos amigos poco deseables. Unos traumas que la persiguen siempre, sin importar lo que haga o lo que ascienda en la escala social o en su trabajo.

Cuando descubre que quieren entrevistarla para rodar un documental y conocer más acerca del tiroteo que asoló a su instituto y del que salió ilesa físicamente, se plantea si de verdad hablar de ello y contar su versión es una buena idea. Ya que ello conlleva sacar a la luz los abusos que sufrió. Los recuerdos se mezclan con su vida cotidiana cada vez más mientras avanza la película, dejándonos ver como era su vida entonces y como era ella. Y contándonos de primera mano cómo fue sufrir los abusos verbales y las violaciones que vivió de adolescente.

El ritmo de la cinta no resulta lento ni pesado, si no que es detallado y ágil. En la historia se mezclan los miedos, las injusticias, el feminismo, el si decir la verdad es lo que neccesitas, el problema de la armas en estados unidos y la búsqueda de perdón de los protagonistas. Ani, se choca frente al machismo que hoy en día sigue existiendo y al egoísmo de la sociedad cuando se trata de sacar a la luz la violencia que ha sufrido de adolescente y que merece ser contada.

La chica que lo tenía todo está basada en la novela Luckiest girl alive de Jessica Knoll, quién es la encargada de escribir el guion de la película. Y en la que cuenta una historia real que le ocurrió a ella. La película se centra tanto en la protagonista como en diversos personajes secundarios, muy importantes para la trama. Que a su vez dan su versión de lo que Ani debería hacer, aunque ella no la pida.

Es una cinta dura, que mezcla momentos divertidos pero que sin duda es necesaria. Que cuenta la historia de la protagonista con respecto y siempre dejando claro lo que ella quiere. Lo que busca.

La chica que lo tenía todo es un grito de ayuda en medio de un montón de gente que te dice lo que deberías hacer, que es mejor dejarlo pasar y olvidarlo. Pero Ani, no es capaz de olvidar. Por mucho que lo intente. Cuando decide lo que va a hacer, las cosas no salen como ella pensaba y su vida se tambalea.

La película esta protagonizada por Mila Kunis (Cuatro días más), Finn Wittrock (Ratched), Jennifer Beals (El libro de Boba Fett), Justine Lupe (Sucession) y Connie Britton (El escándalo) entre otros que nos regalan unas interpretaciones que se ajustan a sus papeles haciendo que te adentres del todo en la trama. Sin duda es una adaptación que te hará pensar y no te dejará indiferente.

La película está disponible para ver en Netflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + dos =